lunes, 14 de febrero de 2011

UN PRECIOSO MURAL

Hoy hemos pintado todo el corcho, aunque después lo hemos dejado reluciente. Para hacerlo muy bien necesitamos respetar una norma muy clara y sencilla, NO PISAR LAS CREACIONES DE LOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS y aunque ha sido difícil, lo han conseguido.


 Cada uno va tomando posición, para no molestar a nadie, pero poder trabajar muy agustito.








 Buscando caminos para no pisar nada, aunque como vemos abajo, cada uno busca el camino a su manera...

 Incluso, hemos tenido varias caídas, pero sin problemas graves.



Han pintado dinosaurios, familias, casas o simplemente han rellenado el espacio, pero sobre todo hemos disfrutado y hemos compartido un ratito, de esos que hacen que este trabajo sea mágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada