domingo, 3 de octubre de 2010

¿MEDICA O VETERINARIA?

... da igual, ella lo que quiere es curar.
Todo empezó con Carmen, Iesu pregunta:
- ¿Quién es el gatito?
y Carmen sin hablar levanta sus "patitas" (ya esta metida en el papel, lo único que hace es miau y gestos con su cuerpo).
Iesu le dice:
- ¿Estás malita?  Carmen le vuelve a mostrar sus "patitas"
y la veterinaria le dice:
- ¿De las patitas?   Carmen (que es gata, no habla) afirma con la cabeza.
Comienza el reconocimiento médico:






Cuando termina Iesu de reconocer a la paciente, le dice:
- Diagnóstico favorable.

Pero Carmen no ha sido la única en pasar por su consulta, algunos iban de manera voluntaria, otros obligados, porque ella decidía o que tenían mala cara o que les dolía la barriguita,....
Estos han sido algunos de sus pacientes:



Cada consulta iba complementada con canciones, para relajar al enfermo o enferma o con comentarios tipo:
- ¡Preciosa, bonita!  ¡Te como!

Bonito día, nunca dejan de sorprendernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada